3. Pintura: Desde el fondo hasta el primer plano (1)

18,387 visitas
ClipStudioOfficial

ClipStudioOfficial

1. Pintando la ciudad

Con los colores base ya añadidos, toca trabajar en el fondo. Empezaremos por la ciudad.


Antes de ir a los detalles, vamos a intensificar el sombreado de los árboles.

Usando el [Cuentagotas], selecciono uno de los colores base usados anteriormente, ajusto la opacidad del Pincel de punta redonda al 60 % y defino mejor los tejados y paredes de la ciudad.


Ahora sí, ha llegado la hora de abordar los detalles. Pintaré los árboles con el Pincel Plano y usaré el Pincel de punta redonda para lo demás.

Dado que todos estos elementos se encuentran bastante lejos, voy a omitir detalles como los marcos de las ventanas y similares, aunque intentando añadir todo aquello que aumente la densidad de la imagen, como las chimeneas o los canalones de los tejados.


La ciudad es lo que mayor personalidad da a la imagen, por lo que no solo me limito a usar muchas referencias fotográficas, sino que también añado todos los elementos posibles con el objetivo de fortalecer su presencia.

Sin embargo, como está bastante lejos, lo hago teniendo en cuenta la atmósfera circundante y asegurándome de no oscurecer en demasía las sombras.


Pasando a la niebla, reduzco un poco su contraste y añado algo más de arriba hacia abajo.

Mientras voy pintando, reviso frecuentemente la imagen para asegurarme de que no haya determinadas partes que destaquen demasiado.


2. Llanura del plano medio

Ahora pintaremos la llanura central que se extiende desde la ciudad hasta el primer plano.


Si le preocupa pintar todo en una misma capa, le sugiero que cree una nueva antes de continuar. Personalmente, seguiré pintando en la misma capa.


Del mismo modo que hemos pintado la ciudad, usaremos el Pincel de punta redonda para pulir los elementos del plano medio.

Como se compone principalmente de elementos naturales, no habrá que pintarlos con tanto cuidado como el resto de la imagen. Me limitaré a aplicar el color en el lugar y con la forma correctos para mantener la imagen bien equilibrada.


Intento agregar detalles más definidos para conseguir una mayor profundidad, como luz impactando la parte frontal de la vivienda, colores más diluidos para esta y un río frente a la casa.

De nuevo, mientras pinto, no dejo de mirar en ningún momento la imagen en su conjunto para que nada destaque más de lo que debe.


Con los colores base listos, toca detallar un poco más. Pinto todo lo que pertenezca a la naturaleza con el Pincel Plano, dejando el Pincel de punta redonda para lo demás.


No quiero que las sombras de la llanura llamen la atención más de la cuenta, así que las pinto pequeñas y en escasez.

Dibujo la vegetación y los elementos geográficos justos para dotar la imagen de un ambiente agradable.

Pinto también algunas ventanas y chimeneas asegurándome de que se distinguen fácilmente.


Nota: Mi objetivo es trasladar al espectador a una de las vastas llanuras de Europa.

En general y observadas desde lejos, las lomas europeas parecen fluir suavemente en horizontal. En cambio, en Japón es más fácil encontrar montañas y ríos con formas escalonadas en vertical, algo que intentaremos evitar en esta imagen.

En un futuro, si quiere tomar un paisaje japonés como base para su ilustración, recuerde que es mejor no incluir este tipo de llanuras.


3. Río

■ Superficie del agua


Empezaremos por el primer plano.

Ajusto la opacidad del Aerógrafo fuerte al 40 % y uso el [Cuentagotas] para seleccionar los colores deseados y agregar imperfecciones al agua.


Esta vez aplicaré la pintura sin preocuparme demasiado por los elementos de alrededor.

De hecho, pintando más allá del límite conseguiremos impregnar de armonía la imagen.


Siguiendo estas mismas pautas, dibujo los reflejos del agua y el fondo del río con el Pincel de punta redonda.

Hacemos unos cuantos trazos horizontales alrededor del puente usando colores de la superficie del agua seleccionados al azar con el [Cuentagotas].

También agrego con un tono blanco algunas salpicaduras menores. Debemos tener cuidado de no saturar con demasiados detalles la superficie del agua, ya que perdería su naturalidad. En su lugar, usaremos únicamente colores base de elementos cercanos, como el puente, que queramos reflejar ligeramente en el agua.



■ Piedras del río


Empiezo usando un color oscuro para contornear suavemente las piedras del fondo del río que hay en el primer plano. Intento que el tamaño de las piedras sea distinto para que haya algo de variedad.


Ya tenemos las piedras del cauce dibujadas.


Ahora selecciono un color ligeramente más marrón que el del río y pinto más piedras con una opacidad de alrededor del 30 %.

Voy variando el tono del marrón para evitar monotonía.

Para terminar con las piedras, aplico un color más oscuro en los espacios que hay entre estas.

Como se encuentran dentro del agua, es importante no pintarlas demasiado finas ni aumentar demasiado el contraste.



■ Perfeccionar la superficie del agua


Con las piedras del río pintadas, toca pulir un poco más la superficie del agua.

Añado unas cuantas salpicaduras blancas en las zonas escalonadas del río.


Selecciono con el [Cuentagotas] el color de alguna de las partes en las que el agua está en calma y pinto en ellas en dirección horizontal para expresar la fluctuación del agua.


Dibujo también una fluctuación más intensa sobre las piedras del fondo del río.


4. Elementos naturales

Antes de finalizar por completo la superficie del agua, vamos a terminar los elementos naturales que hay alrededor del puente.


Vamos a agregar algo de espacio y profundidad tanto delante como detrás de los árboles que hay tras el puente. Para ello, empiezo pintando una ligera niebla en la copa de los árboles usando el Aerógrafo fuerte.


Después, selecciono el Pincel Plano, ajusto su opacidad al 60 % y pinto mejor el contorno de los árboles. Aun con la neblina cubriendo los árboles, me aseguro de que la silueta de cada uno de ellos sea lo suficientemente visible.

Viendo los árboles desde una perspectiva aérea, podríamos observar que adquieren un profundo color verde azulado, por lo que decido pintar sus hojas con una versión más verde del color que usé para las sombras de la llanura.


Algo que debemos tener en cuenta aquí es que la niebla se va tornando progresivamente más densa y oscura conforme más abajo se encuentra.

Además, la perspectiva aérea hace que la niebla adquiera un color más fuerte, lo que aporta naturalidad a la escala y una mayor precisión a la forma en la que interactúan los distintos elementos.


Ajusto la opacidad del Pincel Plano a un valor de entre el 60 y 70 % y pinto la silueta de los árboles.

Para sombrear las hojas más claras, no uso un color neutro, sino que disminuyo la saturación para obtener un tono de aspecto más natural.


Me gusta que algunos árboles y ramas sobresalgan del resto, en lugar de dibujarlos todos ordenada y uniformemente. Esto los dotará de mayor realismo.

Debido a que la niebla oculta la parte inferior de los árboles, no es necesario dibujar la mitad inferior de estos.


Continúo pintando progresivamente hasta llegar al primer plano.


Corrijo el contorno de la flora circundante al puente y sigo detallándola.

Dado que el puente pétreo es una de mis partes favoritas de la imagen y me gusta dejar lo mejor para el final, voy a ignorarlo de momento.


Teniendo en cuenta la perspectiva aérea, pinto los árboles cercanos usando un contraste ligeramente mayor que el de los posteriores a estos.


También intento mejorar un poco rápidamente la ribera del río que hay más allá del puente, en el plano medio.


Así es como se ve la obra actualmente con todo lo que hemos hecho:


En la próxima parte centraremos nuestros esfuerzos en la orilla del río del primer plano y en el puente de piedra.

Comentario

Artículos relacionados

Nuevo

Últimas publicaciones en Oficial