Introducción al Retrato

1,415 visitas

Hola! bienvenidos a este tutorial de introducción al retrato!
Un retrato es un dibujo o pintura que representa a alguien o algo con exactitud suficiente para que sea posible reconocer al retratado. Pienso que hoy en día este concepto aplica a cualquier estilo y a cualquier ser que se quiera representar (persona, personaje, animal, criatura fantástica, etc)... por eso, echemos un vistazo a las nociones básicas que conviene tener en cuenta cuando queramos hacer un retrato.

Ya que lo primero que viene a la mente cuando se habla de retrato es el retrato humano, empecemos por aquí.

Estructura básica de la cabeza humana. Medidas y proporciones.

Aunque estuvieran copiando directamente sobre una foto, saber la estructura dentro del rostro ayuda mucho a la hora de dibujarlo y de plantear luces y sombras. Empecemos estudiando las medidas básicas de un rostro de frente y de perfil.

Cuando dibujen, siempre hay que tener en cuenta la relación de distancia y tamaño entre los rasgos.
Si bien hay algunas reglas tradicionales (o canon) que más o menos permanecen, cada rostro tiene proporciones diferentes. Estas reglas canónicas son algo básicas, pero ayudan a estructurar un rostro que esté en reposo y con la mirada al frente. Practiquen con distintos tipos de rostro para poner a prueba estas reglas antes de pasar a dibujar gestos más complejos:

1- La cara puede dividirse verticalmente en dos partes con una línea que se utiliza como eje de simetría. Este eje es vital para comprender inicialmente la dirección del rostro, hacia dónde se dirige la mirada y qué rasgos se ven más. Además, este eje debe seguir la forma, curvatura e inclinación que tenga el rostro.

2- La cara puede dividirse horizontalmente en tres partes iguales: del nacimiento del pelo hasta el entrecejo, del entrecejo hasta el final de la nariz, y del final de la nariz hasta el mentón.

3- Si vemos el rostro de perfil, el ancho total puede dividirse en tres partes iguales: de la parte de atrás del cráneo hasta el borde de la oreja, de este borde a la comisura del ojo, y de la comisura del ojo hasta la punta de la nariz.

3- El espacio entre el final de la nariz y el mentón puede dividirse en tres partes iguales. Del final de la nariz hasta la abertura de la boca, de la abertura de la boca a la hendidura del mentón, y de dicha hendidura hasta el mentón.

4- La altura del nacimiento de la oreja coincide con la altura de la comisura del ojo. el final de la oreja coincide con la comisura de la boca.

5- Si vemos el rostro de frente y mirando al frente, las comisuras de la boca coinciden con la mitad del ojo.

6- La distancia entre un ojo y el otro, es igual al ancho de un ojo.

Un recurso muy importante que ayuda a esto es MEDIR. Para esto, se elige alguna parte del rostro que no varíe demasiado de tamaño y sea sencilla de medir, para usarla como referencia de tamaño para las demás partes. En un cuerpo humano entero, se usa como medida el tamaño del cráneo. En un rostro, se puede usar el ancho del ojo, el alto de la nariz, el tamaño de la oreja…… elijan la que resulte más cómoda. El punto es pensar “¿Cuántas veces entra esta medida en esta otra medida?” para poder construir cada rasgo en relación a los demás.

Aunque sirven como reglas generales para incorporar la relación de tamaño y ubicación entre un rasgo y otro, estas medidas tienen su origen en la antigüedad y se usan desde entonces para lograr rostros muy simétricos. Sin embargo, los rostros de la mayoría de las personas no cumple exactamente con estas reglas tan específicas. Veamos algunos ejemplos con otros rostros:

Como verán, las guías varían bastante de tamaño y forma general.

Teniendo en cuenta estos datos, es mejor empezar con un esquema básico del cráneo y luego incorporar los rasgos. Por lo general lo más sencillo es empezar con un círculo para el cráneo; luego incorporar una forma parecida a un cubo, óvalo o triángulo para formar la mandíbula; luego agregar las guías horizontales y verticales para colocar las cejas y el final de la nariz; y finalmente agregar formas triangulares para formar la nariz, óvalos para las orejas y círculos para delimitar la cuenca del ojo. Finalmente, dentro de este esquema, podemos incorporar los detalles de cada rasgo.

Hay distintas formas de plantear el rostro esquemáticamente. Es bueno probar varias hasta encontrar la que te resulte más cómoda, según tu estilo de dibujo. Aquí les muestro un par de ejemplos:

Estas medidas también son útiles para trabajar en un rostro parcialmente de perfil, pero hay que modificar las medidas entre ambas mitades del rostro siguiendo la forma volumétrica del cráneo para mostrar la perspectiva de la postura.

Estructura y estilización de los rasgos humanos.

Dependiendo de tu estilo de dibujo, se puede representar a alguien de distintas maneras. En mi caso, me gusta simplificar el pelo y agrandar los ojos, por ejemplo. Este tipo de modificaciones se llaman estilización, porque se estaría adaptando el modelo, o la realidad, al estilo particular de cada uno. Cuanto más se aleje el dibujo de la realidad, mayor será su estilización. Miremos un par de ejemplos de estilización:


Este proceso depende mucho de los gustos e intereses de cada uno. Sin embargo, pienso que es importante estudiar el realismo para encontrar a partir de ahí el nivel de simplificación que queramos usar. Esto no es estrictamente necesario, pero ayuda mucho a incorporar las nociones básicas de perspectiva y estructura. Aunque no tengan interés en el realismo, consideren que para practicar es lo más accesible, ya que se pueden conseguir fotos de muchos tipos de rostro con facilidad. Además, si para practicar usaran como modelo dibujos estilizados por alguien más, sería difícil después encontrar el estilo propio por haber estado copiando.

Para empezar, les muestro formas muy sencillas de dibujar una estructura base para ojos, nariz y boca de frente y perfil.

Para dibujar un perfil parcial, estas reglas y guías deben modificarse un poco. Teniendo en cuenta cuál es la mitad vertical del rasgo, la mitad que esté más lejos de quien mira el dibujo se verá menos. Para dibujar esto, basta con reducir la medida de la mitad más alejada.

Una vez que tenemos la estructura base y los ejes del cráneo, se puede empezar a colocar los rasgos. Según el nivel de realismo que se maneje, cada rasgo tiene distintas maneras de dibujarse.

Para adaptar los rostros humanos a diferentes estilos, se puede modificar un poco las medidas. Sin embargo, algunas de estas guías son más útiles que otras aún en diferentes estilos y conviene tenerlas en cuenta. Úsenlas según tu conveniencia: por ejemplo el círculo para el cráneo y la forma de la mandíbula, pueden mantenerse en cualquier estilo. Sin embargo, recomiendo probar distintas configuraciones usando estas tres referencias básicas:

1- Formas simples que funcionen como base para el cráneo.

2- Colocar el eje de los ojos a distintas alturas del eje vertical. Si bien al estudiar una estructura más realista es más usada la altura de las cejas para ubicar los ojos; en la versión simplificada de estructura que me gusta usar, construyo la cara a partir de un eje que directamente indique la posición de los ojos.

3-Combinación de formas simples para dar variedad al cráneo y la mandíbula.

No olviden colocar los ejes que marcan la mitad vertical del rostro para poder mantener las proporciones a ambos lados de la cabeza.

El retrato de animales y personajes fantásticos.

Ya que el término retrato se refiere al formato, y no al contenido de la imagen, hablemos también de retratos de personajes no humanos. Se pueden utilizar reglas y estructuras parecidas a las que vimos para humanos, modificándolas un poco para adaptarlas al ser que quieran hacer.

Es bueno pensar en la forma general del rostro que queremos hacer para usar la forma que mejor les convenga como base del cráneo. Aprovechen todas las herramientas que necesiten para la construcción del esquema base: líneas diagonales, rombos, cruces, estrellas, círculos...

Exploremos ejemplos del tipo de guías básicas que podemos usar para algunos tipos diferentes de animales, ya que de ellos se puede conseguir referencias fácilmente para estudiar y practicar:

1- Línea sobre el puente de la nariz para dividir la cabeza en 2 verticalmente y mantener la simetría
2- Círculos como base del cráneo, dividido en 2 verticalmente para colocar orejas, ojos cuernos....
3- Línea horizontal que une el hocico, el ojo y la oreja
4- Formas rectangulares o cilíndricas para hacer hocicos y picos.
5- ¡Siempre recuerden comparar las distancias y tamaños entre un rasgo y otro!

Composición del retrato.

Ya sea que trabajen con referencias o creen un personaje propio, consideren los siguientes aspectos para lograr un retrato interesante y que hable de la personalidad del retratado. (Amo dibujar animales, por eso la mayoría de los ejemplos que voy a usar son con personajes animales, o antropomorfos).

* Encuadre:
Se refiere a la cantidad de información que incluimos dentro del límite del lienzo. Un retrato suele representarse como cabeza, busto o plano medio. Un encuadre más grande (es decir, con más información, por ejemplo un plano donde entre todo el cuerpo, o donde el fondo sea muy grande) distraería del rostro del personaje y dejaría de considerarse como retrato. Pienso que encuadres como los siguientes son los más eficientes para retrato:

* Fondos contrastantes:
En este punto hay que pensar al fondo como marco o contexto de la figura (es decir, el rostro). A fin de enfocar la atención del que mira en el personaje, el fondo debe estar en consonancia con los tonos y complejidad que tenga el personaje retratado. Con esto último quiero decir que es conveniente que fondo y figura tengan características opuestas; si el rostro es muy liso, quizá un fondo texturado ayudaría a resaltarlo; si el rostro es muy pálido, un fondo de tonos medios será suficiente para distinguirlo; si el rostro es muy oscuro, un fondo más claro ayudará más a definir los contornos, etc. Además, un fondo muy complejo o muy detallado distraería del rostro; por lo general es mejor mantenerlo simple.

* Dirección del rostro que resalte el gesto o la característica en la que se quiera hacer hincapié:
Dependiendo de los atributos del personaje que queramos hacer, y según el atributo que más te interese destacar, es bueno elegir la dirección o punto de vista que tendrá ese rostro. Las vistas más comunes son de frente, perfil o perfil parcial. También es bueno considerar puntos de vista menos usuales, como el picado o contrapicado, para generar distintos efectos.

* Dirección de la mirada del retratado:
Los ojos son el punto más importante del retrato, es lo que más pone en evidencia la personalidad. Dale actitud a tu personaje considerando hacia dónde mira, de tal manera que ayude a identificar su personalidad y a la vez guíe la vista. Hacer que el personaje mire en una dirección diferente a la que apunta su rostro agrega dinamismo a la composición.

* Direcciones dentro de la imagen para dirigir al espectador al rostro del personaje:
La posición del cuerpo, pelo, ropa y adornos complementan la figura. Al tener un encuadre tan pequeño, es importante utilizar al máximo los elementos disponibles para mostrar al personaje y sus atributos. Guíen la mirada del espectador utilizando el cabello, joyería o adornos, tatuajes… sin olvidar que el punto más importante en un retrato, por lo general son los ojos del personaje. Tengan en cuenta que las combinaciones de distintos tipos de línea (curvas, rectas, etc) y de diferentes direcciones, es lo que da dinamismo a la postura. En el arte tradicional, esta técnica de ejes estructurales con direcciones opuestas se llama Contraposto, por si quieren investigar más. ¡Es especialmente útil en figuras de cuerpo completo!

Consejos para principiantes que quieran dibujar Retratos con referencia

* Elección de la referencia
A la hora de definir los volúmenes correctamente, es importante que podamos verlo bien. Usar fotos o modelo vivo con luces y sombras fuertes va a ayudar muchísimo sobre todo en la etapa de boceto, y más que nada si son principiantes. Esto es aún más importante cuando estén tratando de retratar a alguien o algo con la superficie muy lisa y sin arrugas, donde una luz muy diáfana o sutil va a hacer que se vea muy plano y se dificulte la interpretación del volumen. Lo mismo sucede cuando la referencia es demasiado oscura, donde se pierden de vista los límites entre un elemento y otro.

(Esto que acabo de decir es útil más que nada para principiantes, ya que una persona con más entrenamiento probablemente pueda ver con más facilidad la estructura en un rostro aunque tenga luz muy uniforme)

* Caricatura y rasgos característicos
Los elementos más básicos que hay que utilizar para lograr un parecido o un diseño de personaje interesante, son los rasgos característicos. Busquen los rasgos más prominentes, tanto por ser pequeños, grandes, juntos, separados, anchos o finos. Son estas características básicas las que, al emplearlas y/o exagerarlas, dan el parecido al modelo o personalidad al personaje. ¿Cuál de las siguientes opciones es más parecida al modelo?

En cada uno, se exagera más un rasgo diferente. Probablemente el número 1 sea el más parecido, ya que el rasgo más prominente en la referencia es la nariz.
Por esto es fundamental identificar los rasgos y su importancia dentro del rostro; para poder balancear sus proporciones según el estilo de dibujo de cada uno.

Gestualidad.

También cuando pensamos en retrato, lo primero que viene a la mente es un rostro serio o sereno, pero no tiene por qué ser así. Exploren las expresiones de la persona o personaje que estén retratando para interpretar mejor su personalidad. Es muy útil explorar el trabajo de otras personas en esto porque las emociones, aunque sean muy universales, están representadas de distinta forma según el artista pero aún así logran que las interpretemos más o menos de la misma manera. Recomiendo mucho estudiar comediantes, caricaturas, comics, historieta japonesa y concept art de películas animadas.
Esto es especialmente útil cuando se está explorando el diseño del personaje.


El truco en esto es “deformar” el rostro que se está dibujando. Estudien bien la expresión que quieran hacer para saber qué deformaciones hacer (¡Incluso en el realismo!). Si tomamos de ejemplo el primer gesto del personaje zorro (el primero si contamos de izquierda a derecha), tiene una expresión de disgusto que le hace fruncir el entrecejo, echar las orejas para atrás, torcer la boca hacia el costado e incluso fruncir un poco el hocico.

Sombras y volumen: estructura de valor básica.

La luz y el volumen dependen mucho el uno del otro cuando se trata de construir una figura. Teniendo el volumen en mente se puede iluminar el dibujo con mayor precisión; teniendo la iluminación a la vista, se puede interpretar mejor el volumen.
Mi consejo es que, al estudiar estos aspectos, creen un modelo simplificado del volumen utilizando planos de valor (es decir, con grises: grises claros para marcar donde hay luz, grises oscuros para marcar la sombra). La ventaja de este método es que puede aplicarse a distintos tipos de cabeza. Esto servirá después para establecer una correcta estructura de iluminación. La estructura básica de dibujo que venimos viendo puede ser muy útil en este paso. Tengan en cuenta que en este punto, es más útil hacer este esquema con un máximo de 4 tonos de gris, para mantener las cosas simples y fáciles.

Al trabajar con referencia, es un poco más sencillo. Usen la luz que se vea en la imagen como guía para establecer la estructura. Acá les muestro distintas formas de realizar ese sombreado, desde una visión más compleja hasta una más sencilla. El último ejemplo incorpora las líneas de guía para la estructura del rostro, y se puede ver que la forma de las áreas de luz y sombra coinciden con formas y puntos clave de esta guía estructural.

Además, para ayudar a captar las luces y sombras y, aprovechando las facilidades de los programas digitales, en los casos en que se tenga referencia es útil convertir la imagen a escala de grises para que el color no distraiga. Esto sirve tanto para trabajos sencillos como realistas, porque esas sombras definen las formas y nos ayudan a captarlas mejor, sobre todo si se busca el parecido con el modelo.

Aunque no pintes de manera muy realista, es muy útil hacer al menos en tamaño pequeño, un esquema rápido de la luz en escala de grises. La iluminación es el mejor indicador para saber la forma del volumen del rostro.

Mi proceso al realizar retratos y repaso de lo que hemos visto hasta ahora.

Voy a mostrarles paso a paso el proceso de dibujo para los personajes de la portada de este tutorial.

1- Boceto rápido de la postura y estructura básica.

2- Refinado del boceto, agregando volumen y características.

3- Aún más refinado, corrección de tamaño, adición de detalles y rasgos.

4- Definición del boceto final

5- Lineart definitivo.

6- Color base + Luces + Sombras + Detalles.

(Usé la misma base para ambos dibujos, por eso son tan similares)

Agradecimientos y contacto

¡Quiero agradecer especialmente el apoyo de los familiares y amigos que me ayudaron con fotos para analizar y que accedieron a ser inmortalizados en internet por este medio!

Gracias por ver este tutorial. No duden en dejarme en los comentarios sugerencias para mis próximos tutoriales, o incluso para este mismo!

Si les gusta mi trabajo, pueden seguirme en mi Instagram de dibujo: @barbara_brutti_ilustraciones

Comentario

Artículos relacionados

Nuevo

Últimas publicaciones en Oficial